República Dominicana

Historia

Al principio, La Romana era un caserío situado en la desembocadura del río Romana, siendo en los primeros años de la República un Puerto para el trafico marítimo de cabotaje.

En el 1851 se utilizo para realizar comercio con el exterior, siendo cerrado en el 1857 y reabierto 1861. El nombre de nuestra ciudad proviene de las ría en cuya proximidades fue instalada una balanza romana para pesar los productos que constituían el trafico comercial realizado en la zona. Mediante la ley 285 de la fecha del 9 de marzo del 1855 se estableció el puesto militar de la entonces común del Seybo, condición que solo duro hasta el 1862 fecha en que se produjo la anexión a la República de España.

Orígenes Nombre de La Romana

Mientras más investigamos sobre el verdadero origen del nombre de La Romana , mas podemos precisar que el mismo proviene del río principal de la ciudad, según consta en importante documentos y recopilación de datos antiguos.

Pruebas de que la villa adquirió el nombre del río La Romana , las encontramos en el hecho de la carta plan de la isla de Santo Domingo, obra de Juan López, impresa en Madrid hacia el 1785, así como en el mapa de La Isla de Santo Domingo por Hispaniola. Publicado en Londres por William Fadem  en 1796, solo aparece el nombre de la vía acuática con esa denominación y no la mencionada población. Tampoco figura la citada Villa en el mapa de la isla que figuro en la obra de Lepelletier de St. Remy, Saint Dominguez, publicada en Paris en 1846, y que es quizás el primer mapa donde figura el mapa de Republica Dominicana. No figura tampoco el pueblo de La Romana , sino el río, en las conocidas obras de Sánchez Valverde (Madrid, 1785), de Moreau de Saint Mery (Filadelfia, 1796) y de Lemonnier Deelafosse (Hafre, 1846). En su memoria española de Santo Domingo escrita hacia 1800, Pedron afirmaba que en la parte oriental de la isla, casi toda despoblada, solo existían los pueblos de Higuey, Sabana de la Mar, El Seybo. Y solo de La Romana , mencionaba el río del mismo nombre. Por el decreto 4029, de fecha 28 de Junio del 1900, la sección y población de La Romana fueron convertidas en puesto cantoral de la provincia EL Seybo, y por medio de la constitución del 9 de Noviembre de 1907 quedó erigida en común de esa provincia. Para esos años varios inversionistas norteamericanos iniciaron en estas áreas, las grandes compras de tierras para dedicarla al cultivo de la caña de azúcar, instalando posteriormente la empresa Central Romana.

Inicios del Desarrollo de La Romana

"En Enero de 1897, se establecieron en esta ciudad los cubanos Enrique Dumois y Asociados, quienes obtuvieron del Congreso la concesión para operar una refinería de petróleo, hay que hacer notar que mientras eran montadas las maquinas para la empresa, arribó al puerto el General Francisco Richez Doucodray, como primera autoridad, con el cargo ejecutivo de Comisario Especial del gobierno. Esto sucedió el primero de Abril de 1897. Para esa época, los habitantes de la zona urbana, no pasaban de 130, contando el caserío de 5 casas techadas de zinc y 18 bohíos o ranchos.

Los primeros asentamientos de núcleos humanos de La Romana, se efectuaron en 1852. Según documentación histórica de indiscutible precisión, los primeros asentamientos de núcleos humanos de la comunidad de La Romana, se realizaron en el año 1852 en los márgenes izquierdo y derecho del río dulce, siendo llamado Carlos y Romana. Posteriormente se produjo la apertura del primer puerto, que era de cabotaje, cargas diversas, productos de cacería y transporte de pasajeros, fueron trasladados hasta el denominado muelle de la cueva, donde se instalaron negocios de todo tipo.

Ese insipiente proceso de desarrollo comercial y poblacional dio como resultado que dominicanos de otras partes del país y extranjeros fundaran el primero de abril del 1897 el pueblo, con el aval, del nombramiento de la primeras autoridades conformadas por el comisario especial Francisco Richez Doucudray, un segundo comisario, un secretario y un cuerpo de policía, de esta manera fue creciendo hasta convertirse en la localidad más joven de la región Este.

Después de limitadas las primeras cuatro calles y algunos caminos vecinales, se efectuó el primer censo el dos de Abril de ese año, cuyo resultado fue: 127 habitantes, 5 casas y 18 ranchos, lo que permitió a la comunidad adquirir carácter jurídico y creó las condiciones para que el ingeniero Francés Henry Tomasset, realizara el primer plano del poblado. A partir de ahí, La Romana comienza a trillar con pasos imparables, los senderos que la condujeron a convertirse en ejemplo permanente del progreso social y desarrollo económico.